EL ABCDE DE LA ORGANIZACIÓN

EL ABCDE DE LA ORGANIZACIÓN

El ABCDE de la Organización

¿No se te da la organización?

Te cuesta entender ¿Cómo es posible que existan personas que parecen dominar las artes de la planificación, que se dedican a tachar listas kilométricas de pendientes como si de algún hobbie divertidísimo se tratará?

O peor aún, que existan personas capaces de cumplir con sus objetivos en un tiempo menor al plazo establecido ¿sin estrés… sin errores… sin mal humor… sin pactos esotéricos sospechosos?

Te contamos que no se trata de un súper poder, tampoco de un talento digno de Steven Covey. Sino de identificar tú propio estilo de procesar la información y en función a él, organizar tus actividades… sin la presión de tener que llegar a los estándares de los especialistas y lo MÁS IMPORTANTE, gestionando tu estrés.

Seas o no un principiante en esto de la organización, te proponemos un método sencillo que de acuerdo con tus necesidades, podrás customizar más adelante.

Se trata de la LISTA ABCDE: que consistirá en valorar y jerarquizar las tareas en función de su importancia o inmediatez; del impacto que supone su ejecución y de la posibilidad de ser “delegables” o “eliminables”, según sea el caso.

A continuación el paso a paso del ABCDE de la Organización:

  1. Realiza un inventario de tareas… escríbelas sin ningún tipo de orden, a modo de brain storm.
  2. Asigna un nivel de importancia a cada tarea.
  3. Organiza en atención a los criterios ABCDE y voilá.

Criterios ABCDE de la Organización

A: Tareas que son MUY importantes, que NO PUEDES DEJAR DE HACER, POSTERGAR O DELEGAR ¡Son tus PRIORIDADES!

B: Tareas cuyas consecuencias son menores que la anterior. Se pueden PLANIFICAR O POSTERGAR en función de las prioridades.

C: Tareas que no tienen mayores consecuencias o que su impacto es muy bajo, cómo para que quieras darle atención de forma prioritaria o con urgencia.

D: Tareas que si bien podrías hacer tú; lo ideal sería obtener apoyo de otros para sacarlas adelante y liberar tiempo que podrás invertir en URGENCIAS, PRIORIDADES, PLANIFICACIÓN, DESCANSO.

E: Tareas que consumen tu tiempo. DISTRACTORES irrelevantes que a veces se convierten en la excusa perfecta para huir de lo IMPORTANTE. Sin pensarlo demasiado, sabes cuáles son y sabes que las puedes eliminar.

Recuerda que menos es más.

Mientras más sencilla es tu planificación, menos probabilidad de evadirla tendrás. Así que, ¡Manos a la obra y empieza a tachar pendientes!

Quieres saber más acerca del ABCDE de la organización: clic aquí 

0 Comments

Add Your Comment: